Archivos de la categoría Bioconstruccion

Bioconstruccion: servicio con retrete seco

Hace un IMG_20150719_151437mes la finca verde en Arafo organizó un taller de bioconstrucción de un servicio con retrete seco (para ducha, lavabo y retrete). Me enteré mediante AVA (Asociación de Valores Agro-ecológicos) y el maestro que impartió el curso fue Diego Rodriguez de San Borondón.  Mari Asu y Ara llevaban tiempo recopilando madera de diversos lugares; la basura, amigos que se mudaban, … y también compraron palets de madera a muy buen precio (2 y 3 euros creo recordar).

tallerBioConstruccionAlgunos eran los tipicos y otros habían sido trabajados para que no tuviesen huecos en la cara mas ancha (estos se usaron para el suelo). La idea de la bioconstrucción es utilizar materiales vivos, y que la construcción esté acorde con el entorno. Lo ideal es no tener que comprar material ni traerlo de fuera. En este caso si hubo que comprar los palets aunque eran reciclados.
Para trabajar con maderas reusadas de diversos tipos y palets, es importante disponer de clavos de diferentes tipos y tamaños y tambien muchos tornillos diferentes. Un destornillador de bateria y un taladro. Un nivel para medir que las cosas no estan demasiado torcidas. Varios tipos de martillos. La maza también nos vino de maravilla para romper piedras. Una cinta métrica y algunos hilos para que ayuden a definir el nivel. La verdad es que se hizo todo a ojo, pero a veces venía bien el nivel (el chisme de la burbujita que dice para donde está inclinado). Los sargentos vienen muy bien cuando necesitas sugetar maderas mientras atornillas y no tienes a nadie que te preste una tercera mano. Lo mejor es hacerlo entre dos o mas personas, así es mucho mas divertido. Un taladro de batería y/o alargadores para que la corriente electrica llegue hasta el sitio de la obra. Cuando los tornillos eran muy largos, ayudaba mucho meter primero una broca de madera mas pequeña que el tornillo (de ancho) para que luego el tornillo entrase mejor. El serrucho, la caladora y la radial fueron claves para poder trabajar la madera cuando hizo falta.

Lo mejor del taller sin duda fue conocer a las personas que estuvieron alli. Descubrí al maestro Diego, no solo de la bioconstrucción sino de muuuchas cosas más. Tambien apareció gente super interesante como Will o Alvaro. Y por supuesto las anfitrionas Ara y Mari Asun. Un placer compartir faena con mi madre y mi gran amigo Nestor.

Muchos de los valores que aplico en el desarrollo de proyectos de software son compartidos en la bioconstrucción y tambien en la agroecología. El más evidente es la simplicidad. Esto fue todo un descubrimiento en el taller. Ahora tiene más sentido que un granjero fuese quien inventase algunas de las tecnicas de programacion que yo uso.

Cosas que aprendí:

Se trabaja con atención y con  cariño pero sin buscar la perfección. No importa si una madera queda un poco torcida, se compensa luego con la siguiente. Y sino se puede quitar y volver a poner. Lo importante es no frustrarse, no preocuparse de la perfección para no bloquearse y que el ritmo de trabajo sea bueno. Es fundamental que sea divertido, que sea motivante. Para motivarse algunas personas empiezan por lo mas facil y luego siguen con lo dificil. Los mas expertos pueden preferir hacerlo al reves. Hay que tener la actitud de que lo vamos a hacer bien, que somos capaces de hacerlo y que quede bien. Sin dudarlo, visualizar que saldrá bien y ocuparse de hacerlo, en lugar de preocuparse cuando algo se tuerce. No importa si una madera se parte, se puede cambiar por otra. No auto juzgarse ni criticarse por cometer errores, simplemente prestarle toda la atención posible. El trabajo tiene que ser divertido, es fundamental pasarlo bien mientras se hace. Actitud positiva evitando los pensamientos que te desaniman a seguir, siempre poniendole ganas.

Hay que beber mucha agua porque sino te deshidratas sin darte cuenta y luego duele la cabeza.

Las piedas del suelo a veces no se podían sacar con el sacho, ni haciendo palanca con un hierro más fino (no recuerdo el nombre). Alvaro y Diego consiguieron romper la piedra a golpes con la maza para que no nos impidiese dejar el suelo a nivel. La base (suelo), fue lo primero que se puso.

La dirección del viento en un lugar, puede conocerse observando los  arboles, si estan torcidos significa que suele pegar el viento en esa direccion. Asi podemos orientar el lugar de la construccion ademas de otros factores como el sol.

No hace falta cimientos super sólidos para cada viga de madera, ni siquiera las enterramos en el suelo, simplemente unas paredes se apoyan en las otras, nada mas.

Muy práctica la forma de enseñar de Diego, dejar que la gente se equivoque de manera controlada para que aprendan de sus propios errores. Nunca quitarle a la gente la ilusion de intentarlo, por ejemplo cuando quise intentar sacar la piedra con el sacho aunque por su experiencia él ya sabía que aquello era un iceberg y sería imposible sacarla. Cuando me cansé de darle al sacho me dijo que él ya sabía que no se podía sacar así.

Los clavos van bien para sujetar temporalmente las maderas, darle forma a las uniones pero luego los tornillos son lo que de verdad las agarra con fuerza. Los goles del martillo deben ser secos, con fuerza, con el martillo bien cogido lo más atrás posible. Los tornillos a veces no entraban ni con el taladro o atornillador electrico, por la fuerza bruta la punta del destornillador se comía la rosca del tornillo y no entraba. El truco muchas veces era sacar un poco el tornillo y aprovechar a volver a meterlo con inercia. Algunos tornillos largos tuve que meterlos y sacarlos un monton de veces.

IMG_20150719_190944Algunas esquinas no eran cuadradas sino con angulos de menos de 90. Los tornillos debían ser largos para ello y se metían en diagonal. Para unir los pales en vertical con los horizontales clavamos y atornillamos bastante en diagonal.

Tener cuidado de evitar clavar en las vetas de la madera para que no se raje.

Para martillar sobre madera que se daña al recibir el impacto directo del martillo, se puede poner un taquito de madera entra en medio y golpear ese taco. Fue lo que hicimos para encajar las tablas del techo, que procedian de un viejo suelo. La fuerza del golpe se transmite a traves del taco sin problema.

IMG_20150712_171802La madera se trata para que no pudra. La gente usa gasoil porque mata todos los bichos y es facil de aplicar. Se podria usar tambien aceite de cocina ya usado evitando tener que gastar dinero en gasoil.

Los agujeros de los palets de fuera se taparon con adobe. Se hizo con barro (tierra arcillosa), arena y paja. Lo ideal seria haber añadido estiercol de vaca porque le da la mejor impermeabilización pero no lo teniamos. Con la lluvia el adobe habrá que retocarlo.
Para encajar el techo, que era un antiguo suelo, a veces se encajaba un extremo, se metia un clavo y se iba dando golpecitos de martillo para que el resto de la pieza fuese encajando hasta llegar al otro extremo. A veces iba bien ponerle dos claves en los extremos y a veces era mejor uno en el medio. Algunas maderas estaban torcidas.

En solo dos fines de semana levantamos de la nada un enorme servicio con capacidad para dos duchas, un lavabo, un bidé y el retrete. Queda más por hacer pero nu hubiese dicho nunca que llegaríamos tan lejos en tan poco tiempo.

Este taller me dió confianza en mí mismo a la hora de usar mis manos para construir.

IMG_20150719_152842