Ni cientificos cínicos ni conspiranoicos

La búsqueda del camino de en medio te convierte en oponente de los extremistas. Esa fricción indica que andas cerca del buen camino, eso quiero pensar.

La transición hacia una vida más sostenible para el planeta no pasa por tirar piedras al tejado de nadie. No hay por qué calumniar ni desprestigiar a nadie para que llegue el cambio. Hay muchas cosas más valiosas y útiles que hacer primero, como por ejemplo practicar con el ejemplo. Ser consistente, honesto, humilde y trabajar continuamente para ser ejemplo de un modelo de vida sostenible.

Pocas cosas unen tanto como crear un enemigo común contra el que luchar, un enemigo ficticio. Así pasa en nuestro país con los nacionalismos y pasa con los conspiranoicos y con los escépticos. Nada mejor para unirse que luchar contra “los otros”. Porque nosotros somos los buenos y los otros son los malos. Nuestra mente dual siempre haciéndonos trampa. Las ideas retorcidas además se retroalimentan en el grupo y se vuelven más fuertes y paranoicas. Por eso es fácil polarizar y decantarse por un grupo. Nos encantan las categorías, encasillarlo todo porque así es como nuestra mente simplifica la realidad.

Si el sistema establecido no nos gusta, tenemos que cambiarlo desde dentro, de la mano del sistema y de los que están adentro. No podemos pretender que estamos fuera y tirarles piedras. Porque en realidad no conozco a nadie que esté fuera del sistema. Todos queremos gasolina para ir con nuestro coche a donde nos apetezca. No conozco a nadie que rechace un billete de 100 euros. Entonces antes de calumniar hay que mirarse bien a uno mismo y pensarlo dos veces.

Situarse en un extremo supone el rechazo de mucha gente, gente del otro extremo con la que podría surgir una colaboración muy enriquecedora y transformadora para todos. Gente que juega un papel importante en la transición. Es torpe ponérselos de enemigos por afirmar “verdades” que además no conocemos de primera mano.

Trabajo con grandes organizaciones y sé cómo funcionan. Cuanto más grandes, son más lentas y más torpes. Son caóticas. Cuando quieren ejecutar un plan de transformación tardan años en llevarlo a cabo, incluso décadas.  Y a los políticos que gobiernan y han gobernado este país ya les vemos a lo que se dedican, a robar todo lo que pueden. No tienen la más mínima preocupación por el futuro del país ni del planeta. Muchos catetos incultos y corruptos. Los esfuerzos de gobiernos y grandes corporaciones se basan en ganar más y más dinero, poco les importa el futuro y el sufrimiento de los demás humanos y de las demás especies. Hay ejemplos de éso por todas partes.  Hay un programa de Redes (visible en youtube)  donde se habla de que la experiencia reiterada de éxito de las personas hace que vaya desapareciendo su empatía y se distorsione la vision de la realidad de manera que lo ven todo con un optimismo desmesurado. El mal de la humanidad es la ignorancia y la incapacidad de ver la realidad tal cual es. No son planes diavólicos maestros sino acciones que parten de la ignorancia y del desconocimiento y que se nutren luego del oportunismo.

Juan del Río, en su libro “Guía del movimiento de transición” habla de tres corrientes de pensamiento fundamentales acerca del futuro de la especie humana (porque el planeta seguirá estando ahí, los que dejariamos de estar somos los humanos junto con muchísimas otras especies). La primera es la catastrofista (o algo así) que piensa que nuestra extinción ya lleva tiempo en marcha y es imparable hagamos lo que hagamos. Otra es la que piensa que la cosa está muy chunga pero que si nos podemos a trabajar ya, en acción, aún podemos cambiar las cosas y disfrutar de una vida más plena y feliz. Y la tercera es super optimista que piensa que podemos seguir consumiendo los recursos del planeta como hasta ahora, seguir “creciendo” y que la tecnología nos salvará bien conquistando otros planetas o lo que sea milagroso. Tuve la suerte de poder preguntarle al CEO de una poderosa multinacional su opinión sobre el futuro y efectivamente, desde su imparable éxito me dijo… “confío en el ser humano y en su capacidad para salir adelante, confío en la tecnología”. Confirma lo que vi en el documental de Punset y el enfoque que comenta Juan del Río. Vamos apañados si pensamos que los poderosos dirigentes van a salvarnos el mundo… ¡ni tampoco a matarlo a propósito! ¡estos están dopados y a otros rollos!

No hay que confundier a empresas con la ciencia. Una empresa farmacéutica es un negocio que se supone que utiliza el método científico pero esa empresa no representa a la ciencia. Existen científicos independientes, investigadores que son pagados con dinero público y sin un interés de esconder nada. El método científico nos ha permitido avanzar durante sigles y cuando nos enfermamos de gravedad al final todos vamos a un hospital público y acudimos a los últimos avances científicos. El médico que te atiende tampoco es la voz de la ciencia, hay profesionales vocacionales muy buenos y también los hay malos. De nuevo hay que tener cuidado con las categorias mentales. A mí me parece mentira que los oncólogos que trataron el cáncer de mi padre le dijeron que podía comer y beber lo que quisiera. Me parece mentira que no le dijesen al menos por precaución, que dejase de tomar leche, que redujese el consumo de carne roja y que el alcohol no le iba a hacer ningún bien. Pero eso no significa que ahora yo tenga que pensar que todos los oncólogos son malos. La misma que no supo (en mi opinion) darle buenos consejos de vida saludable, le salvó la vida con la cirugía que le extirpó el tumor.

Hay personas que se dedican a dar charlas y difundir vídeos sobre recursos milagrosos contra el cáncer, que la ciencia no ha reconocido.  Hay que investigar bien a estas personas y ver cuál es su historia, su nivel cultural, sus estudios, su contexto. En muchos casos son gente carismática con gran poder de convicción. Y a menudo usan la técnica de polarizar a su audiencia hablando de un maligno enemigo con planes malvados. Su poder comunicativo no debe confundirnos ni seducirnos.

Cuando haces investigación de la terapia que proponen, ves que no tienen casos documentados con datos precisos, con nombres y apellidos de personas. ¿Por qué no? Imaginemos que hay alguien que se ha curado de cáncer tomando Kalanchoe. Seguramente su cáncer fue diagnosticado en un hospital público por varios oncólogos. Decide no tomar fármacos y recurrir al kalanchoe y su cáncer desaparece. Estoy seguro de que los oncólogos que hicieron el diagnóstico, tendrían interés en saber más sobre el caso. Y si ellos no, seguro que algún otro investigador o universidad querría saber qué dosis y de qué manera se tomó el Kalanchoe para curarse. Y así se realizaría un estudio y cualquier farmacéutica estaria encantada de patentar su principio activo y hacer un montón de dinero con esta cura. Hoy en día, gracias a Internet, nadie podría ocultar el estudio. Nadie podria negarlo. Existen notarios, laboratorios independientes y el poderoso canal de comunicación que es Internet. Y la información correría por la red sin que pudiesen pararla, como ocurrió con WikiLeaks. Seguro que la gente que se curase con el Kalanchoe no tendría problema de salir dando su testimonio en reportajes, para ayudar a los demás. Los supervivientes al cáncer siempre quieren ayudar a los demás en su paso por la enfermedad. Se sabría bien qué tipo de planta tomar, en qué cantidad y para qué tipos de cáncer va bien.

Así que cuando alguien dice que el Kalanchoe cura, pero que las farmacéuticas no quieren que se sepa y lo niegan, no puedo evitar pensar que ese argumento es muy débil, que no tienen ningún sentido mas que la pura conspiranoia.

Por otro lado, no dudo del poder de la mente y del efecto placebo. Los científicos cínimos piensan que cualquier cosa que la ciencia no pueda demostrar, no existe. Lo niegan porque no se ha demostrado. Es un pensamiento corto de miras y dogmatico. La ciencia tiene sus limitaciones y el poder de la mente es desconocido. El poder del amor mueve el mundo. Los científicos aún no han sido capaces de crear vida. Algo tan “sencillo” como engendrar la vida de una planta, es algo que la ciencia aún no hace. Así que si me dicen que alguien se curó de cáncer tomando Kalanchoe, puedo llegar a creérmelo. Pero no por el Kalanchoe sino por el placebo, por el poder de la mente y la energia. Yo sí creo que las palabras de optimismo y amor de una persona pueden llegar a sanar a otra. Me gusta esa frase que dice… “y como no sabían que era imposible, lo hicieron”. Los científicos cínicos cuya única verdad es la ciencia, piensan que estas personas sólo quieren engañar a los demás y ganar dinero con ello. Seguro que hay farsantes que viven de eso, pero tambien debe haber gente que tenga el poder de curar con su amor y sus palabras. La realidad no es blanca o negra. Hay gente increíble como lo fue Gandhi, que existió de verdad y que cambió el mundo con su corazón.

El Buda decía que la materia está hecha de vacío. Que todo es vacío. Esto fue hace más de 2500 años y no lo inventó el Buda sino que ya hombres y mujeres lo habian experimentado quizás otro montón de siglos o milenios antes. Y no lo dicen por un acto de fe, lo dicen mediante la experiencia, a traves de la meditación. La experiencia del vacío también es llamada Nirvana, iluminación… Hoy la ciencia dice que en el fondo del átomo no existe nada, que esta vacío. La práctica de la meditación descubrió algo miles de años antes que el método científico. Es un ejemplo para ilustrar que la ciencia no me vale para todo a día de hoy. Aún quedan muchas cosas por descubrir.

Estoy ayudando a organizaciones en el movimiento de transición y me está resultando complicado tratar con extremistas. De un lado y del otro. Creo que debemos usar todas las herramientas que la humanidad conoce para lo que mejor funcionen. No podemos usar un martillo para todo, porque no todo son clavos. No podemos negar el método científico. Y tampoco podemos negar aquellas cosas que la ciencia desconoce. Aquello que podemos demostrar con nuestro ejemplo, con hechos reales, será lo que nos permita avanzar en la transición.  Lo que importa de las personas no es lo que dicen, sino lo que hacen. Me encuentro gente “antisistema” que predica una cosa pero luego hace lo contrario.  El tiempo les hace caer por su propio peso.

Trabajemos en una transición con cariño, cuidando de no hacer daño a nadie. Hagámoslo sin guerra. Seguramente haya que ser desobediente en algunos momentos, pero no guerrilleros.

 

Bioconstruccion: servicio con retrete seco

Hace un IMG_20150719_151437mes la finca verde en Arafo organizó un taller de bioconstrucción de un servicio con retrete seco (para ducha, lavabo y retrete). Me enteré mediante AVA (Asociación de Valores Agro-ecológicos) y el maestro que impartió el curso fue Diego Rodriguez de San Borondón.  Mari Asu y Ara llevaban tiempo recopilando madera de diversos lugares; la basura, amigos que se mudaban, … y también compraron palets de madera a muy buen precio (2 y 3 euros creo recordar).

tallerBioConstruccionAlgunos eran los tipicos y otros habían sido trabajados para que no tuviesen huecos en la cara mas ancha (estos se usaron para el suelo). La idea de la bioconstrucción es utilizar materiales vivos, y que la construcción esté acorde con el entorno. Lo ideal es no tener que comprar material ni traerlo de fuera. En este caso si hubo que comprar los palets aunque eran reciclados.
Para trabajar con maderas reusadas de diversos tipos y palets, es importante disponer de clavos de diferentes tipos y tamaños y tambien muchos tornillos diferentes. Un destornillador de bateria y un taladro. Un nivel para medir que las cosas no estan demasiado torcidas. Varios tipos de martillos. La maza también nos vino de maravilla para romper piedras. Una cinta métrica y algunos hilos para que ayuden a definir el nivel. La verdad es que se hizo todo a ojo, pero a veces venía bien el nivel (el chisme de la burbujita que dice para donde está inclinado). Los sargentos vienen muy bien cuando necesitas sugetar maderas mientras atornillas y no tienes a nadie que te preste una tercera mano. Lo mejor es hacerlo entre dos o mas personas, así es mucho mas divertido. Un taladro de batería y/o alargadores para que la corriente electrica llegue hasta el sitio de la obra. Cuando los tornillos eran muy largos, ayudaba mucho meter primero una broca de madera mas pequeña que el tornillo (de ancho) para que luego el tornillo entrase mejor. El serrucho, la caladora y la radial fueron claves para poder trabajar la madera cuando hizo falta.

Lo mejor del taller sin duda fue conocer a las personas que estuvieron alli. Descubrí al maestro Diego, no solo de la bioconstrucción sino de muuuchas cosas más. Tambien apareció gente super interesante como Will o Alvaro. Y por supuesto las anfitrionas Ara y Mari Asun. Un placer compartir faena con mi madre y mi gran amigo Nestor.

Muchos de los valores que aplico en el desarrollo de proyectos de software son compartidos en la bioconstrucción y tambien en la agroecología. El más evidente es la simplicidad. Esto fue todo un descubrimiento en el taller. Ahora tiene más sentido que un granjero fuese quien inventase algunas de las tecnicas de programacion que yo uso.

Cosas que aprendí:

Se trabaja con atención y con  cariño pero sin buscar la perfección. No importa si una madera queda un poco torcida, se compensa luego con la siguiente. Y sino se puede quitar y volver a poner. Lo importante es no frustrarse, no preocuparse de la perfección para no bloquearse y que el ritmo de trabajo sea bueno. Es fundamental que sea divertido, que sea motivante. Para motivarse algunas personas empiezan por lo mas facil y luego siguen con lo dificil. Los mas expertos pueden preferir hacerlo al reves. Hay que tener la actitud de que lo vamos a hacer bien, que somos capaces de hacerlo y que quede bien. Sin dudarlo, visualizar que saldrá bien y ocuparse de hacerlo, en lugar de preocuparse cuando algo se tuerce. No importa si una madera se parte, se puede cambiar por otra. No auto juzgarse ni criticarse por cometer errores, simplemente prestarle toda la atención posible. El trabajo tiene que ser divertido, es fundamental pasarlo bien mientras se hace. Actitud positiva evitando los pensamientos que te desaniman a seguir, siempre poniendole ganas.

Hay que beber mucha agua porque sino te deshidratas sin darte cuenta y luego duele la cabeza.

Las piedas del suelo a veces no se podían sacar con el sacho, ni haciendo palanca con un hierro más fino (no recuerdo el nombre). Alvaro y Diego consiguieron romper la piedra a golpes con la maza para que no nos impidiese dejar el suelo a nivel. La base (suelo), fue lo primero que se puso.

La dirección del viento en un lugar, puede conocerse observando los  arboles, si estan torcidos significa que suele pegar el viento en esa direccion. Asi podemos orientar el lugar de la construccion ademas de otros factores como el sol.

No hace falta cimientos super sólidos para cada viga de madera, ni siquiera las enterramos en el suelo, simplemente unas paredes se apoyan en las otras, nada mas.

Muy práctica la forma de enseñar de Diego, dejar que la gente se equivoque de manera controlada para que aprendan de sus propios errores. Nunca quitarle a la gente la ilusion de intentarlo, por ejemplo cuando quise intentar sacar la piedra con el sacho aunque por su experiencia él ya sabía que aquello era un iceberg y sería imposible sacarla. Cuando me cansé de darle al sacho me dijo que él ya sabía que no se podía sacar así.

Los clavos van bien para sujetar temporalmente las maderas, darle forma a las uniones pero luego los tornillos son lo que de verdad las agarra con fuerza. Los goles del martillo deben ser secos, con fuerza, con el martillo bien cogido lo más atrás posible. Los tornillos a veces no entraban ni con el taladro o atornillador electrico, por la fuerza bruta la punta del destornillador se comía la rosca del tornillo y no entraba. El truco muchas veces era sacar un poco el tornillo y aprovechar a volver a meterlo con inercia. Algunos tornillos largos tuve que meterlos y sacarlos un monton de veces.

IMG_20150719_190944Algunas esquinas no eran cuadradas sino con angulos de menos de 90. Los tornillos debían ser largos para ello y se metían en diagonal. Para unir los pales en vertical con los horizontales clavamos y atornillamos bastante en diagonal.

Tener cuidado de evitar clavar en las vetas de la madera para que no se raje.

Para martillar sobre madera que se daña al recibir el impacto directo del martillo, se puede poner un taquito de madera entra en medio y golpear ese taco. Fue lo que hicimos para encajar las tablas del techo, que procedian de un viejo suelo. La fuerza del golpe se transmite a traves del taco sin problema.

IMG_20150712_171802La madera se trata para que no pudra. La gente usa gasoil porque mata todos los bichos y es facil de aplicar. Se podria usar tambien aceite de cocina ya usado evitando tener que gastar dinero en gasoil.

Los agujeros de los palets de fuera se taparon con adobe. Se hizo con barro (tierra arcillosa), arena y paja. Lo ideal seria haber añadido estiercol de vaca porque le da la mejor impermeabilización pero no lo teniamos. Con la lluvia el adobe habrá que retocarlo.
Para encajar el techo, que era un antiguo suelo, a veces se encajaba un extremo, se metia un clavo y se iba dando golpecitos de martillo para que el resto de la pieza fuese encajando hasta llegar al otro extremo. A veces iba bien ponerle dos claves en los extremos y a veces era mejor uno en el medio. Algunas maderas estaban torcidas.

En solo dos fines de semana levantamos de la nada un enorme servicio con capacidad para dos duchas, un lavabo, un bidé y el retrete. Queda más por hacer pero nu hubiese dicho nunca que llegaríamos tan lejos en tan poco tiempo.

Este taller me dió confianza en mí mismo a la hora de usar mis manos para construir.

IMG_20150719_152842

Hacia un mundo colaborativo y sostenible

Estas dos semanas ha tenido lugar el evento TenerifeColaborativa.com, al que me apunté gracias a Fran Reyes que me avisó. Gracias al evento y gracias a que mi madre me acompañó e hizo muy bien el networking, he conocido a gente super interesante.

Fue muy inspirador charlar con Juan del Rio al que le compramos un ejemplar de su libro que tengo pendiente de leer. Anima ver que hay gente ya muy activa en este cambio hacia la sostenibilidad. Una de las cosas que más me impactaron fue esto del 15/15\15: Desde ahora (2015) a dentro de 15 años (2030), sólo quedará un 15% del petróleo que hoy hay en el planeta. Alguna gente dice más pero lo cierto es que mucha gente inteligente y con criterio mueve datos y piensa que queda poco al petróleo. Y a día de hoy no se ha descubierto ninguna fuente de energía tan grande como el petróleo que permita por ejemplo hacer volar aviones.

En relación con esto, al día siguiente en casa de Miguel, este comentó que están investigando con energía nuclear buscando una técnica que piensan que generaría energía casi infinita pero que como muy pronto aún les quedan 20 años de investigación. Además de los enormes riesgos que tiene. No pude preguntarle más información sobre este tema.

Tiene pinta de que si la especie humana no cambia de paradigma reemplazando la competención por la colaboración, nos extinguiremos pronto. Los optimistas como Juan piensan que todavía podemos hacer algo si nos ponemos manos a la obra (eso le entendí yo). Varios de los expertos en la materia advirtieron que hemos sido educados para la competición y no para la colaboración por lo que cuesta mucho, es muy dificil colaborar. Pero no es imposible. Es posible reinventarnos aunque nos lleve algunas décadas hacerlo.

En la Red de Transición de España hay más donde leer. Hay un documental gratuito que constata la destrucción que estamos provocando en el planeta en cada segundo. Se llama HOME y se puede encontrar subtitulado y creo que tambien doblado.
Juan me recomendó leer a Antonio Turiel.

Me gustó mucho conocer a varios grupos de la isla que ya han conseguido ser sostenibles a través de la permacultura. Me sorprendió especialmente el caso de la Asociacion San Borondon de Arico, porque no sabía que en la zona sur de la isla sería posible la sostenibilidad teniendo en cuenta lo poco que llueve. Me gustó escuchar a Diego contar el proyecto. Me gustaría visitarles pronto para conocerles insitu.

Me causa un poco de rechazo que se haga queso y se vendan huevos, pero si realmente los animales tienen una vida digna, feliz y le dan muerte de manera efectiva (inmediata y sin que se enteren), puedo entenderlo, ya que los animales son totalmente necesarios para el ecosistema, para que fertilicen el suelo. Miguel me comentó que conoce el matadero insular y que la cadena de muerte tiene muchos fallos, tal como cuenta Melany Joy en su libro. Por tanto los animales acaban descuartizados vivos. Espero que estos animales no vayan a ese matadero.

El carretón de Arafo tambien me llamó la atención, me gustaria visitar la finca alguna vez.

El grupo EcoTribu tambien me pareció muy interesante, intercambian  frutas y verduras y venden cestas.

Me gustó la energía de la empresa Trampolin Solidario que está trabajando con personas en situación de exclusión social mediante la agricultura ecológica.

Fue estupendo conocer a los chicos de la AVA (Asociacion de Valores Agroecologicos) porque aprendimos mucho de ellos, de Walter, Maurizio y Valeria. Gracias a que nos comentaron que tenía lugar su encuentro mensual en una finca, pudimos conocer a Miguel y a Marianne en su maravillosa finca, Cuadras Zamorano. Pasamos un sabado inolvidable. Vi en Miguel un maestro del que aprender infinidad de cosas. Aquel dia aprendí mucho y ya no recuerdo de quien, algunas cosas eran de Walter, otras de Maurizio y muchas otras de Miguel, de Marianne…

Libros que mencionaron:

Miguel me desbordó totalmente con la cantidad de inventos que tiene, con su capacidad de ingenio. Me anoté muchas cosas pero muchas otras escapaban a mi comprensión y mi falta de conocimiento:

  • El polietileno es un plastico que aguanta bien que le pegue el sol, es mejor que el pvc para tuberias que tienen que estar al sol. Puede aguantar toda la vida sin romperse. Si se quema es muy toxico. Miguel lo usa para su sistema de depuración de agua, donde separa aguas grises de aguas negras (el retrete por un lado y todo lo demas por otro).
  • A los caballos no se les mira a los ojos porque somos sus depredadores y lo toman como amenaza. Hay que aproximarse a ellos hablando o silvando para que adviertan nuestra presencia y hacerlo caminando de lado, con la mirada puesta en otro sitio que no sea el caballo.

Walter me habló de Bruce Lipton cuando le pregunté por qué no utilizaba protección solar. La idea que le entendí era que si no tenias en la mente la idea de quemarte, no te quemas. Cojonudo quien tenga ese poder mental. Yo por el momento me quemé pero es cierto que siguiendo la recomendación de Walter, me puse alove vera natural del que tengo en el jardin de casa y no me he pelado. Dacil me explicó que hay que dejarlo excurrir 12 horas antes de aplicarlo…. para que se vaya ese liquido amarillo que huele mal.

Walter está en Arico, creí entender que junto a Diego de San Borondon. Espero poder ir a visitarle pronto.

Conocimos a Rafaela del Banco de tiempo de Tenerife y nos pareció super interesante. Ya llevan 5 años de actividad y creo que me apuntaré. Mi madre ya se ha apuntado.

Me gustó hablar con Esther que ha participado en varios proyectos interesantes como el de Economia del Bien Comun (grupo de Tenerife), donde tambien estuvieron mis amigos Pablo y Gisela. Esther tiene mucha experiencia visitando colegios para explicarle educación ambiental a los niños y me gustaría que colaborasemos para iniciar el proyecto que tengo en mente de educarles tambien para el no-especismo, el respeto a las demas especies animales.

En proximos posts contare mas cositas que tienen relación con lo propiciado por este evento de TenerifeColaborativa, al que siento que podríamos haberle sacado mucho más partido si hubiese tenido un formato tipo Open Space con participacion y networking en lugar de “ponencias” al viejo y obsoleto estilo de “powerpoint” desde la tarima. En cualquier caso estoy muy agradecido a la organización por haberlo hecho posible.